8.7.15

#120

Está establecido de esta manera: primero te enseñan a avergonzarte de ti mismo para luego enseñarte a esconder esa vergüenza sin dejar de perpetrarla. Establecen una línea base de complejos, de desarreglos y de cicatrices mal curadas y osan a decirte que efectivamente las tienes, pero tienes que ser feliz con ellas. Felicidad. De manera impuesta. Así, a lo loco. Sin aceptación ni proceso de duelo alguno. Eres fea y atroz, pero sé feliz. Psicología positiva. Coaching. Se feliz, persigue tus sueños. Tienes que ser feliz. Así es nuestra dictadura impuesta de la felicidad. Tu estado de ánimo debe ser alegre día sí y día también. 

No entienden que el ser humano debe de ser diáfano, cristalino. Que refleje sus propias emociones. No se trata de controlarlas si no de conocerlas, y saber cuándo y dónde tienen más posibilidades de aparecer. Qué conducta evoca un miedo. Qué estímulo representa la tristeza. Que nos lleva a aferrarnos a la ira en lugar de la esperanza. Qué es lo que nos lleva a odiarnos porque no está regulado socialmente. Que podemos ser alegres y felices sí, pero también tristes, bárbaras, envidiosos, obscenas e iracundos para lograr nuestra plenitud. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario