2.9.14

#117


Muchas cuestiones son planteadas estos últimos días sobre el feminismo. Tras las declaraciones de figuras políticas, y unos derechos cada vez más mermados en cuanto a nuestra libertad de elección se refiere, el feminismo, para muchas mujeres cobra hoy en día mucho más sentido. 


Pero, ¿qué es realmente el feminismo? se preguntan muchos. Algunos de los cuales, la palabra "feminazi" se les puede llenar la boca.

Y en realidad, la verdadera cuestión a realizar sería un ¿para qué sirve? Y la respuesta es bien sencilla. Para la lucha de una igualdad social y de derechos entre las personas, idependientemente de su identidad de género u orientación sexual. Feminismo no es el antagonista de machismo, pues no va de un extremo a otro. En el sistema heteropatriarcal en el que vivimos, salirse de la normativa establecida (relación hetero-género binario) supone una vulnerabilidad a la más violenta discriminación. Esto se agrava en aquellos países o situaciones socioeconómicas mucho más desfavorables, donde el colectivo LGTBIQ+ queda invisibilizado y el mayor soporte del trabajo de cuidados así como la violencia normalizada cae sobre los hombros de la mujer.
Si bien es cierto que dentro del feminismo hay muchas corrientes feministas, el concepto general es la igualdad y el cese de la llamada violencia de género.  
En todos los aspectos. El feminismo, lejos de lo que el ciudadano de a pie puede llegar a pensar, sirve para esto. Y, entre otras:


  1. Violencia callejera. Maltrato exterior. Algo que he podido, desafortunadamente, vivir desde mi propia experiencia. El hecho de que miren a una mujer de forma incómoda o lasciva por vestir de una determinada manera. O "provocativa". Esos "piropos" demasiado lascivos a pie de calle también es violencia. O intentar levantarle la falda. O tocarle el trasero en un bar. Lo he vivido, en mi corta existencia, demasiadas veces. Conducta, que denotan un concepto de mujer como objeto. Y no es exageración alguna, si realmente tu incomodidad a ellos les excita. Muestra su "superioridad". El piropo. Otra forma de violencia patriarcal.¿EL PIROPO? Preguntan los más escandalosos. Sí. Es incómodo que una persona ajena a ti te aborde destacando un aspecto físico, degradando tu ser a un pleno objeto.
  2. Por la violencia en cita. Por las violaciones. Por acabar con la culpabilización de la víctima y borrar todo atisbo de cultura de la violación. NO ES NO.
  3. Hago tu mismo trabajo. Merezco cobrar igual.
  4. Mi útero, mi decisión. La prohibición del aborto es un retroceso, al menos de treinta años. Y esta prohibición no sólo no cesa el número de abortos, si no que aumenta el riesgo de los mismos. De nuevo, la mujer en una situación de estado crítico.
  5. Cada uno tiene la decisión de no casarse y no tener descendencia. Así como de casarse y tenerla.
  6. No tengo porqué someterme a ningún tabú ni censura de mi propio cuerpo.
  7. No tengo porqué tener un canon de belleza establecido. Ni mis compañeres tampoco. Desde el feminismo se pretende romper con el cánon corporal establecido, tanto para el género femenino como el masculino, así como dar visibilidad y fomentar la diversidad de los mismos: cuerpos trans, cuerpos inter, cuerpos con diversidad funcional.
     
  8. No debo ser juzgada por el número de personas con las que mantengo relaciones. Incluso sexuales.
  9. No debo ser culpabilizada por sentir placer. El clítoris forma parte de mi cuerpo. No tengo porqué extirparlo.
  10. Las personas tenemos derecho a decidir por nosotros mismos. No sólo hay un canon de belleza establecido, si no también un canon de géneros. Azul, violencia y acción para los chicos. Rosa, pasteles, cocinas y muñecas para las chicas. Los chicos son bomberos. Las chicas amas de casa. Los chicos quieren coches. Las chicas quieren ser mamás. Y en definitiva, recalcar la injusticia de unos patrones establecidos desde infantes.
  11. ¿Desde cuando la norma es recibir una lapidación por ser violada?
  12. ¿Desde cuándo nos enseñan a temer a nuestros agresores ante una inminente violación en lugar de enseñar a ese agresor a no violar? ¿O a aumentar precauciones ante tales ataques, en lugar de prevenirme a mi misma a que no salga de casa? Es tremendamente injusto la culpabilización de las víctimas que sufren o han sufrido abusos.
  13. La trata y la explotación sexual. La protección y el empoderamiento de ls trabajadors sexuales.
  14. Los micromachismos. Que nada tienen de micro. La violencia cotidiana y normalizada. La más encubierta.
  15. La lucha contra la opresión de género, pero también de raza o clase.
  16. La libertad de elección como persona plenamente autónoma y consciente: qué, cuándo, cómo, con quién y por qué. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario