20.1.13

#79

Levedad. Foto: Noa 
Hoy me han dado dos patadas en el estómago: 
una es la resignación. La otra, que no nos queda más remedio que avanzar. 
Pero avanzar es crecer. 
Aunque uno no quiera. 
Adiós a esas oportunidades que tuviste entre los dedos, a situaciones maravillosas las cuales no queda más remedio que dejar atrás con una sonrisa, y a las despedidas de las personas. Tanto a las eternas como a las temporales. 
A todo el mundo le da miedo crecer. Porque consiste en eso también, en perder. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario