26.12.12

#75

Supongamos que ya habéis prefijado una serie de propósitos para 2013: que si dejar de fumar, que si hacer dieta, ir al gimnasio, aprender alemán, y otras cosas insignificantes con las que supuestamente os sentiréis mejor con vosotros mismos. Yo os digo que abandonéis todo propósito de sacrificio absurdo, con el cual no llegaréis a nada.  Está bien, no fumes tabaco. Pero no dejes de fumarte una sonrisa cada mañana y otra antes de acostarte. 
Las dietas son absurdas, todo el mundo sabe que la vida es mucho mejor con queso en los macarrones. Y en serio, ¿un gimnasio? El mayor gimnasio es la naturaleza, corre a través de ella y respira el aire puro. De nuevo, tus pulmones te lo agradecerán. 
Con respecto a aprender idiomas, un propósito mejor: mochila y a viajar. 
Señores, debemos reinventarnos, debemos hacernos fuertes y ser críticos con nuestra propia espalda. Mirar tanto nuestros logros como nuestros errores, y cuáles han sido sus consecuencias (ya sean para bien o para mal). ¿Después qué? Seguir hacia adelante con una meta fijada. 


@noahendrix

No hay comentarios:

Publicar un comentario