20.8.12

#69

Cartas de una saxofonista:

Te vas, "a la ciudad definitiva", como un triste día cantó Serrano cuando un pedazo de su vida huía a otro lugar del planeta, a otra ciudad... a otra aventura, lejos. Y yo te echaré de menos mientras tanto, porque también se va un pedazo de la mía. Como una niña pequeña, tan caprichosa como siempre. Pero el tiempo pasa y esto dejó de ser un capricho desde el principio, aunque tú rieras y pensaras justo lo contrario. "Si es que no cambias boba". 

Nadie me levantó de tanta caída, nadie me abrió y vendó los ojos al mismo tiempo y con tanta facilidad. Nadie hizo parar el tiempo alrededor de la gente. Nadie hizo que lo echara tantísimo de menos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario