1.1.12

#52

Intensidad, esa es la palabra que más quema en cuanto al amor se refiere. El olvido está demasiado asustado como para acercarse a ella. El recuerdo y el deseo corren juntos de la mano para abrazarla y no separarse de ella en tiempo ilimitado. Es la intensidad la que hace que las entrañas ardan en el interior de nuestros cuerpos, que un leve escalofrío viaje desde el cuello hasta la espalda y que el insomnio se apodere de nuestra mente. Y nuestra atención sólo se centre en esos recuerdos, que sólo hacen dañar a uno mismo. Eso es así.

1 comentario:

  1. diablos!!..
    hay que tener mucho cuidado con amar asi de intensamente.. es feo y como escribiste, solo se hace daño a uno mismo..
    XD

    ResponderEliminar