28.5.11

#24


Dejar que tus músculos se relajen, respirar hasta que sientes que tu alma sale de ti, y luego cerrar los ojos. Así es como se hace. El vacío dentro de tu cuerpo se vuelve mas ligero que el aire que te rodea.
Poco a poco, empiezas a pesar menos que nada. Cierras los ojos; extiendes los brazos; te dejas evaporar. Y luego, poco a poco, te elevas del suelo.

Así.

Mr Vértigo. Paul Auster.

1 comentario:

  1. esto me suena a una clase para aprender a volar...
    ;)
    ♣♠♫♪

    ResponderEliminar